miércoles, 29 de octubre de 2008

.
VER TESTIGO DE LIBERTAD


Mi canción eres, mi palabra al viento
que aun sin pretenderlo va que vuela;
la prisa por libertad, como un cuento
que ríe al mar, allí... porque consuela.

Mi primavera aún, ese perfume
que conforma la tierra en la substancia
cándida, como el que un amor resume
del Todo, y pareció sin importancia.

Mi destino buen tú, que vas conmigo;
y si lloras a veces es mi azahar
de esperanzas, ¡oh sabes!, ver testigo
se hace por siempre, que eso es recordar.

.

No hay comentarios: