sábado, 7 de marzo de 2009

Cuando el cielo se descubre sin rumbo,
absorto en las estrellas,
alejado ya de los cansancios
furtivamente con las banderas
-----------------------------a contratiempo
sin nadie.

Cuando ya el atardecer es libre,
“amanecido”
una tarde de septiembre
ante fe del Sur,
y la piedra del siempre se apacigua
como los animales dulces y al fin no es vano esperar.
-

No hay comentarios: