jueves, 12 de agosto de 2010

YA ESTÁ

Ya está puesta la cruz en tus rutinas,

en tu perro, en tu alberca y en tus olivos;
ya está puesta la cruz, sin los motivos,
sobre tu carne, y puro te destinas

a otro mundo en albas celestinas;
¡oh padre!, ya está puesta la cruz, vivos
nosotros por aquí vamos, cautivos
de adoraciones ciegas y de quinas.

Ya está puesta la cruz, hecha de Cristo;
pero ya es tuya de verdad, amiga
de verdad: buena. ¡Sí!, yo nunca he visto

una que sea más humilde, diga
lo que diga cualquiera
. Eso insisto,
con fuerza, al corazón; donde él siga.

.
.

No hay comentarios: