martes, 21 de junio de 2011

VIVAMOS


Estar vivo es la única esperanza,
como la luz por dios de cada día;
única fuerza entre paso y paso,
única siembra para tu semilla.

Estarlo, ahora; estarlo, sueño. ¡Estarlo!
Y estarlo, Amor; estarlo siempre, amiga,
que la ilusión se quede en su palabra
contra los huesos, contra la apatía.

Es la verdad aquí, como un misterio
que acerca un ver a la memoria misma,
ya al retornar de un tiempo que te llama,
que se pide por siempre..., así la vida.

Puertas a libertad, Sonia, se abren;
crepúsculo del Mar, pasión de música.
Tanto se abre por afán viviendo;
tanto, hermana del alma, todavía.

Ir a tu corazón e irse hallando,
ir al mundo de frente que lo habita;
porque es ir donde está nuestro aliento
que, por su fuego mismo, se motiva.

.

No hay comentarios: