miércoles, 20 de julio de 2011

Esa dulzura lenta de la vida,
esa dulzura lenta de la muerte,
esa amargura cierta de la muerte,
esa amargura cierta de la vida.

Para vivir... que sea una flor ardida,
para vivir... que sea la luz al verte,
para morir... que sea al fin quererte,
para morir... que sea agua dormida.

Como sólo vivir viento infinito,
como sólo morir llanto al abismo,
como sólo vivir sueño de un grito.

Muerto vital con niño idealismo,
vivo mortal con pedestal bendito,
muerto vital con mundo de uno mismo.

.

No hay comentarios: