miércoles, 29 de agosto de 2012


CORAZÓN -MI SUEÑO-


Este triste dolor carbonizado
es lo que tengo solo día a día,
insomnio seductor, melancolía
negra ante el tumulto encadenado.

Me envenena el vivir desarrimado
con el llanto abatido, ¿qué podría
hacer con el silencio de agonía,
mi sueño, de una vez, a ti abrazado?

Que llevo esta pena hacia la muerte
y no hay penar más hondo que el ser mío
que halla las penas todas de su suerte.

Ya no sé si me grita un desvarío
o es que ya ciego grito por quererte,
compañero de fiar, hacia lo mío.

No hay comentarios: