jueves, 27 de septiembre de 2012


LA NO ENTREGA -INDIFERENCIA-

Tú te olvidas de todo, del espacio,
del grito que lo halla, de la herida,
de la callada espera en seguida
del corazón cayendo aún despacio.

Mejor, ignoras hambre  tú y acierto
humanizado, al tiempo impuro a puro
helor, ignoras tú eso que es duro
de la crueldad como de mal desierto.

Porque tú no das la memoria, ausente
te importa un rábano lo que se cuente
con tanto cuento ya de la mentira.

Mejor que seas tú lo no entregado
puesto que ¿para qué? – no deseado – ...,
nadie es consciente aquí si no se mira.

No hay comentarios: