domingo, 9 de junio de 2013

La sinrazón y el odio sólo se realizan a través de "muros"; siempre los necesitan. NADA ES VERDAD EN ELLOS



CONTRA UN MURO

Un hachazo y otro, siempre hachazo
aquí, siempre mentira más mentira,
siempre perversidad que se bienmira,
siempre necio apoyado con abrazo.

¡Nada es verdad!, en ése escupitajo
de tanta vanidad en su cinismo,
de la doble moral o fanatismo
pues siempre la razón se echa abajo.

El mayor cicatero siempre gana,
lo defiende: la moda que le empuja,
el chovinismo ciego al que se hermana,

el buenismo del siempre haber callado,
el credo de la imagen..., más la puja
de quienes más maltrato han respetado.
.

No hay comentarios: