sábado, 23 de noviembre de 2013

TRAS ODIO

Dormido como una juventud en la dulzura en la región del aura
Oh sueño!
Voy a decirte la soledad de las pobres gentes como yo
mascando espinos
preñando de gritos la esperanza agotada por el embudo del adiós
Oh sueño!
La orquesta de las cosas tristes
mas el gris de los huesos
el gris el cansancio desembarcado en el odio
el gris del olvido mientras me emborracha la inercia del corazón
es la inercia de perder lo perdido
perdido de perdición descalabrando sombras
dilapidando allendes años
y aun la bondad con muletas clama allí
Oh sueño!
Ahora se marchita la pasión y se ríen malas noches en la traición

como palabras muertas

1 comentario:

José Repiso dijo...

La mente de los escritores españoles es igual a la de los genocidas, exactamente igual, porque funciona igual, a total imposición impidiéndolo todo (claro, menos lo nazi de ellos). Jamás saben ni reconocen el verdadero esfuerzo (como ellos no lo realizan, pues nunca lo valoran; y lo exterminan mejor, perfectamente en sus trajineos y negocios ).