lunes, 2 de junio de 2014

La maldad es destruir a lo que hace el bien o al que hace el bien, exactamente lo mismo que hacen los genocidas intelectuales españoles.
Discutir con ellos -o con los que hacen el mal- es como hablar con la pared.