viernes, 14 de noviembre de 2014

A mí España -el único país que pisotea sistemáticamente todos los derechos humanos- no me ha dado nada desde el primer segundo que nací; y, además de eso, NUNCA me ha permitido nada, ni realizar algo de vida, ni vivir un segundo digno, ni nada.
En China, sí,  se pisotean los derechos pero, ese maltrato, objetivamente se reparte en muchos y no se descarga en uno o en pocos. En España es todo lo contrario, los que monstruosamente correspondería a muchos se los lleva uno o unos. Por lo tanto, es el país más HdP y nazi en pisotear los derechos humanos, ni siquiera los nazis -que no tuvieron objetivamente impunidad en un "para siempre"- lo superaron.

Está más que demostrado que el sufrimiento cuando lo reciben muchos en un país no es tan sufrimiento; hay tribus en donde las que van a ser esposas en un ritual se fustigan hasta descarnarse pero, como TODAS pasan por eso, lo sobrellevan; y otros en donde es la ablación del clítoris; y otros en donde es otro ritual para los hombres, etc. Es decir, cuando algo le toca a muchos -adaptándose al  "mal de muchos, consuelo de tontos", y hay un abrigo o protección social en eso-  no llega a destruir tanto; pero, cuando es uno el que lo lleva demacradamente -cuando todos no y el sí- eso es solo infinito sufrimiento.

Hay unos escritores nazis españoles que dicen a lo chulo que a ellos no les dan nada. Pues bien, a ellos les dan miles de cosas no en el año, no en el mes, sino en el día o en la hora. Pues muchas cosas te las dan gracias al juego sucio -seductor o cómplice- que te has agarrado, así es, son cosas absolutamente dadas o permitidas -que nunca son producto directo o ¡únicamente! de tu sudor o de tu esfuerzo, sino de favorecer interesadas o parciales reglas de juego-; y algo más: te dan también las facilidades para conseguir las cosas, o sea, con sólo decir que eres católico ya tienes una evidente facilidad para conseguir cosas en el contexto de los católicos. En eso, cuanto más vía mediática, vía peloteo, vía halagadora y pasota, vía indiferente o de dejar pasar injusticias, vía contemplativa y de consentir corrupciones, o vía escaparate para parecer grande o de la clase alta, o vía lamedora de culos o alineadora de cualquier costumbre o poder, o vía totalmente ratera o hipócrita, pues más cosas y facilidades para todo...
Nunca han dado algún esfuerzo y nunca han sido apenas ni personas, sino únicamente nazis.
30 de abril de 2013